902 123 253
X

Abre un parte o gestiónalo

online y estrena móvil

o smartwatch

Línea Directa te ofrece la posibilidad

de gestionar tus partes de la manera más fácil

y rápida desde el Área de Clientes y, además,

ahora te da la oportunidad de conseguir un móvil

de última generación o un smartwatch.

CONTINUAR
Solo válido para pólizas activas de coche y/o moto que abran un parte entre el 01/11/2017 a 31/01/2018. Sujeto a normas de la promoción. Consulte las bases en www.lineadirecta.com.
Área de Cliente Alta / Gestión de partes

Qué hacer en caso de caída en moto

Las circunstancias en las que se produce una caída en moto, (si estás solo, hay impacto con terceros o se han producido heridas de gravedad), son las que marcan cómo proceder y actuar.

El Protocolo PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) nos indica cómo debemos actuar en caso de accidente de moto o de coche.

Si como consecuencia de un accidente, te has caído de la moto y, por suerte, no has sufrido heridas graves, estas son algunas pautas para ponerte a salvo y evitar un mal aún mayor:

  • Si el conductor de la moto se puede mover, debe apartarse de la carretera y ponerse a salvo. Despejar la calzada cuanto antes es fundamental para la seguridad del resto de usuarios.
  • Fuera de peligro de otros coches, debemos comprobar cuál es el verdadero estado de movilidad de todas las extremidades y cabeza.
  • Tras asegurarnos que la situación está controlada, toca rescatar la moto. Apágala si sigue arrancada y quítale el contacto.
  • Para levantar la moto del suelo y no hacernos daño, colócate de espaldas apoyándote sobre el asiento y nos levantaremos dando pasitos hacia atrás. Se trata de hacer fuerza con las piernas manteniendo la espalda lo más recta posible.
  • Contar con el servicio de asistencia en carretera dentro de tu seguro de moto, será de gran ayuda para que acudan a vuestro rescate. Si es posible, se hará una reparación in in situ; en caso contrario, se harán cargo de tu traslado y el de la moto al taller.

Mantener la calma en estos momentos es lo más difícil pero lo más efectivo. Tras el susto, volver a coger la moto cuanto antes, evitará que le cojamos miedo.